Ubuntu: Linux para seres Humanos

Ubuntu es una distribución de GNU/Linux basada en Debian disponible tanto para ordenadores de usuario como para servidores de forma completamente gratuita. El término que le da nombre es un concepto africano tradicional que significa lealtad entre las personas, que manifiesta la creencia en una conexión entre todos los seres humanos… y que normalmente se suele traducir como “humanidad hacia los demás”

Al arzobispo pacifista Desmond Tutu se le atribuye la siguiente cita, en la que intenta definir Ubuntu:

Una persona con ubuntu está abierta y disponible para otros, aclarando a otros, no se siente amenazada por la habilidad y bondad de otros, tiene una seguridad propia que viene del saber que él o ella proviene de un gran todo y es disminuída cuando otros son humillados o disminuídos, cuando otros son torturados u oprimidos.


Ubuntu, como sistema operativo, se ha basado desde el principio en estas ideas y conceptos africanos para intentar transmitir los objetivos e ideas detrás del proyecto. La ideología detrás del sistema proviene de las mismas premisas éticas que gobiernan la comunidad del software libre. Así se formó el conocido como Manifiesto Ubuntu, que se resume en cuatro puntos clave:

1. Nunca se tendrá que pagar por Ubuntu, ni siquiera por la Edición Comercial. Todas las versiones de Ubuntu se desarrollarán con la misma calidad.

2. Se incluirán las mejores traducciones y opciones de accesibilidad disponibles para llegar al mayor número posible de personas.

3. Las nuevas versiones de Ubuntu se distribuirán de forma regular y predecible; se hará disponible una nueva versión cada seis meses. El usuario tendrá la libertad de elegir entre la versión estable o la versión en desarrollo. Cada versión tendrá apoyo técnico por, al menos, 18 meses.

4. Ubuntu está completamente comprometido a los principios de desarrollo del software libre

En el verano del año 2004 se organizó definitivamente un grupo de desarrolladores de software libre provenientes de diferentes distribuciones de GNU/Linux, sobre todo de Debian, con el objetivo en mente de crear una nueva variante de Debian que no tuviera los problemas que les habían hecho no estar cómodos en sus organizaciones anteriores, como por ejemplo las restricciones de las políticas de nuevas versiones o la burocracia y el esfuerzo necesarios para realizar cambios e ingresos en el equipo de desarrollo.

Al principio el proyecto se llamó, en un alarde de originalidad, No-Name-Yet.com. Aquí es donde aparece el multimillonario sudafricano Mark Shuttleworth, al cual le gustó la idea, la financió y se unió con toda su exitosa experiencia empresarial anterior. El empresario fundó la empresa Canonical, que es ahora el apoyo económico que consigue mantener viva la distribución y toda su organización vendiendo soporte técnico y servicios a empresas. El presupuesto inicial para la creación de la Fundación Ubuntu fue de 10 millones de dólares. El dominio http://www.no-name-yet.com/ sigue estando activo, y al acceder redirecciona a la página principal de Canonical.

Fuente:

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s